Desde el SINDICATO UNIDOS TRABAJADORES CUSTODIOS ARGENTINOS (SUTCA) alertamos y denunciamos la falta de implementación de protocolos de prevención, detección temprana y control frente a la pandemia del Coronavirus tanto en las empresas como de las Cámaras que agrupa al sector. Los trabajadores de seguridad privada, por las características de nuestra actividad, estamos altamente expuestos a posibles contagios.

Solo en el Área Metropolitana actúan casi mil empresas de seguridad privada. Y al día de la fecha no han elaborado protocolo alguno de prevención, detección y control. No han difundido siquiera las recomendaciones del Ministerio de Salud. No han implementado mecanismos de limpieza y desinfección de los puestos de trabajo.

Ante lo alarmante de la situación, teniendo en cuenta la alta exposición que tienen nuestros trabajadores y trabajadoras que desempeñan funciones de custodia y seguridad en Aeropuertos, Puertos, grandes Centros Comerciales, Hospitales Públicos, Cínicas Privadas, Estadios de futbol, Conciertos y recogiendo las mejores experiencias a nivel local e internacional, exigimos a los empresarios y Cámaras del sector la implementación de las siguientes medidas con el efectivo control Estatal:

  • Cada empresa debe implementar un protocolo de actuación teniendo en cuenta su actividad.
  • Deben crear grupos de gestión con responsables, objetivos y medidas generales.
  • Estos grupos deben estar integrados también por representantes de los trabajadores, tomando la recomendación de la Internacional de Servicios Públicos (ISP) y la OMS.
  • Mantener un canal de comunicación rápido y efectivo para direccionar recomendaciones en caso de que los síntomas surjan en el domicilio del trabajador o en su lugar de trabajo.
  • La limpieza y desinfección de los puestos de trabajo.
  • La distribución de alcohol en gel y de ser necesarios barbijos.

 

Para que esto ocurra es imprescindible la rápida intervención de las autoridades estatales correspondientes, teniendo en cuenta es escaso apego a las normas que tienen un importante número de empresas y el constante intento de obtener mayor rentabilidad a costa de los salarios y la vida de los trabajadores. Esto no es para crear pánico. Es para tener conciencia de la gravedad de la situación