Así denuncia Daniel Toledo, Delegado Regional del SUTCA. De las 30 empresas inscriptas para prestar servicios de seguridad privada, solo un puñado de ellas cumple con el Convenio Colectivo de Trabajo. La tasa de empleo informal supera largamente la media nacional.

Desde el Sindicato de Custodios, conducido a nivel nacional por Christian López, afirman que “si bien la situación de los trabajadores de seguridad privada es sumamente compleja en todo el territorio nacional, con un CCT hecho a la medida de la patronal, con altos niveles de persecución laboral y sindical, con una importante carga horaria y con salarios por debajo de la línea de la pobreza, en ciertas regiones como el NEA y NOA la situación es aún peor”.

“Por ejemplo en el Chaco el promedio de ingresos para un trabajador de seguridad privada ronda en unos $8.000, cuando el limite de la indigencia fijado por el INDEC es de $12.773, cifra que no contempla los efectos de la brutal devaluación Post PASO, es decir que no se llega a cubrir con estos salarios las proteínas alimentarias básicas en un mes. Esto es inaceptable”.

“También el trabajo en negro supera largamente la media nacional, con un porcentaje que ronda el 55%. Es gravísima esta situación más cuando se trata de una actividad sensible como lo es la custodia y vigilancia. Los dueños de las empresas de seguridad son ex miembros de alguna fuerza y paradójicamente son controlados por sus propios pares. Desde la Secretaría de Trabajo poco esfuerzo ponen en la fiscalización y durante tres décadas no hubo un sindicato que defendiera a los trabajadores. Recién ahora con la irrupción del SUTCA comienzan a ordenarse las cosas. Pero todos los factores antes nombrados hicieron y hacen estragos en la actividad. No se cumple con el CCT ni con los salarios fijados en paritarias. Hay alta informalidad laboral e irregularidades en la constitución de las empresas. Por eso hace pocos días se mantuvo una importante reunión con Jorge Capitanich, Intendente de Resistencia y futuro gobernador del Chaco para sentar las bases de una política que en el mediano plazo regularice totalmente la situación.”