El Sindicato Unidos Trabajadores Custodios Argentinos (SUTCA) lanza una campaña nacional en apoyo a las trabajadoras y trabajadores que están en la primera línea de combate frente a la pandemia del Coronavirus. Piden poner banderas argentinas en los domicilios como símbolo de respaldo a la labor silenciosa de miles en momentos en que se ve más crudamente la especulación de importantes sectores empresariales.

Es un orgullo representar a los trabajadores de seguridad privada, que aún en las condiciones más adversas, ponen el cuerpo en estos tiempos difíciles. Muchos no saben que tenemos salarios claramente por debajo de la línea de la pobreza. Tal vez desconozcan que la mayoría de las empresas no nos entregan ningún elemento de protección para evitar el contagio y la propagación del virus, aún en los lugares de alto riesgo como Hospitales, Aeropuertos, Super e Hipermercados. Es nuestra organización que, a pesar de las limitaciones de circulación, entrega dispositivos vitales de cuidado. Es probable que desconozcan los aprietes y amenazan que sufren los compañeros para que no se tomen las licencias correspondientes descriptas en la Resolución 207/2020 del Ministerio de Trabajo, reza el comunicado de prensa emitido por el SUTCA.

En otro tramo, la organización gremial conducida por Christian López, se sumerge en una discusión más macro: En momentos límites como este se ponen en discusión todos los paradigmas. Queda más claro que nunca que la economía nunca es libre, como lo decía el General Perón, y que debe ser controlada por el Estado. Quedará poco margen para los que cuestionan el rol central del Estado. Pero también son momentos en donde se profundizan las características de ciertos sectores sociales. El egoísmo de los más privilegiados, la solidaridad de los más postergados. El heroísmo de las enfermeras, médicos, bomberos, trabajadores de la alimentación, camioneros, de seguridad pública y privada. Y la vulgar y despreciable especulación de amplios sectores empresarios que buscan sostener su tasa de ganancia a cualquier costo, incluso poniendo en peligro la vida misma; aumentos indiscriminados e injustificados de precios, despidos, amenazas.

Finaliza el comunicado: Es en este contexto adverso que enfrentamos la pandemia del Coronavirus con total responsabilidad y sentido de patriotismo. Por eso te pedimos que pongas una bandera argentina en tu casa. Es una caricia para quienes a diario deben salir a trabajar y están tantas horas fuera de su casa porque los transportes públicos han sido severamente reducidos. Y es una caricia también para quienes cumplen con la obligación de quedarse en sus hogares. Cuidarte es cuidarnos.