El viernes 31 de mayo, en la sede central del SUTCA se realizó un encuentro con los compañeros de SUVICO. Como representantes se acercaron Gustavo Pedrocca, su Secretario General y flamante Concejal electo por la Ciudad de Córdoba, Héctor Páez Secretario Adjunto y Patricio Pedrocca Secretario Gremial.

Una reunión con nuestro conductor Christian López se transformó luego, para la sorpresa de muchos en una asamblea que reunía a dirigentes y militantes de ambas organizaciones. Allí se realizó un repaso de la situación de la actividad y se subrayó el compromiso histórico que debemos tener para cambiar la realidad. Para transformar en hechos nuestros sueños. Nosotros como joven Institución hemos hecho un camino, pero falta mucho sin dudas.

Aquí se le dio forma a distintos caminos que confluyen y que desarrollan por separado ambas organizaciones. La obsesión del SUTCA por poner en orden el Sindicato en este mandato, el crecimiento persistente y planificado tanto en el AMBA como en el interior del país va en esa dirección. Nuestra participación activa en el Frente Sindical para el Modelo Nacional, entre cuyos máximos referentes se encuentran Hugo y Pablo Moyano, Sergio Palazzo y Hugo Yasky entre otros consolida nuestro desarrollo gremial con organizaciones hermanas.

Pero no descuidamos nuestra participación política. Fuimos miembros fundadores de la Multisectorial 21F que dio históricas batallas contra este modelo económico neoliberal, de saqueo planificado, de políticas represivas hacia el campo popular y de actitud genuflexa frente al FMI, EEUU y los grupos concentrados de poder. Somos parte activa del intento de reorganización y de unidad del Peronismo en comunión con otros sectores y organizaciones sociales.

No olvidamos las políticas de solidaridad y acción social para atender la emergencia, como ayuda a comedores comunitarios, en donde participan nuestros propios compañeros. Quizás la distinción que hemos recibido en el Senado de la Nación por la Asociación Civil No Más Hambre ilustre esta persistente e invisible tarea.

Tal vez por aquí encontremos la síntesis del encuentro. La lucha gremial es fundamental, pero tiene un techo si no damos la disputa política para cambiar las condiciones estructurales que producen nuestros padecimientos como trabajadores. Y el hambre y la emergencia no espera. Destacamos un modelo de construcción sindical en donde la organización es un dique al intento de arrebato de los poderes de turno. Es un trampolín para la conquista de nuevos derechos. Pero que atiende el dolor de los más necesitados. Y por todo esto tenemos el deber histórico y asumimos el compromiso de participar en la construcción política, única herramienta para cambiar las condiciones de vida del pueblo trabajador.