A poco de su creación, el Bloque Nacional de Seguridad Privada ha demostrado su poderío de menor a mayor. Luego de articular medidas para fiscalizar a las empresas de seguridad que no cumplen las leyes laborales, el Bloque convocó a casi 600 trabajadores de la actividad en el 1° Plenario Provincial realizado en el predio de Moreno.

El predio ubicado en la ruta 25, que por momentos se vio congestionada por la llegada de micros y trabajadores que se acercaron por sus propios medios, contó con una importante concurrencia de vigiladores que salían de sus objetivos laborales y durante toda la jornada fueron acercándose sin descanso al acto con el fin de respaldar el proyecto nacional de unidad. El apoyo a la unidad armada por SUTCA y UPSRA llega en un momento álgido para la seguridad privada: porcentajes paritarios confusos y no homologados aun acordados con sectores sindicales sin representación, crisis empresarial y caos en el interior del país. Este apoyo de los trabajadores de seguridad demuestra que la confianza y la esperanza en las dos organizaciones más representativas del país no se ha perdido, contrario a lo que plantean algunos sectores minúsculos, obsoletos y encuestas virtuales pagadas por algunos actores con dudosos intereses.

A pesar de que el 1° Plenario Provincial del Bloque se realizó con poco tiempo de anticipación, se tomaron los recaudos para cuidar la salud de los trabajadores cumpliendo con todos los protocolos sanitarios necesarios. Los disertantes fueron los dirigentes de ambas organizaciones quienes iniciaron el discurso con un emotivo homenaje de un aplauso de más de 2 minutos para todos los trabajadores de seguridad caídos en la pandemia. Requelme y López dieron un enérgico mensaje de fuerza y unidad, haciendo énfasis en que el tiempo de las conducciones retrógradas ya ha llegado a su fin y deben retirarse sin dilación. Luego brindaron una conferencia a medios radiales y equipos de prensa dónde contaron en detalle las acciones venideras del Bloque, la cuestión paritaria, la situación en el interior y finalizaron con un llamado de unidad a diversas organizaciones, agrupaciones y militantes a qué se sumen a este proyecto para escribir la historia de verdad. «Es hoy. Es Ahora» y «Juntos Somos Más» fue el mensaje final para todos los que entiendan que la unidad es el camino para la construcción de una actividad digna, grande e inclusiva.