Luego de 10 horas de bloqueo contra la logística internacional DHL por un conflicto con CARBESS, donde no ingresó ni egresó ningún vehículo con mercadería, se resolvió de la mejor manera la problemática.

Ante la opción de «promesas» de dudoso cumplimiento y una solución definitiva optamos por esta última alternativa y fuimos a fondo.

A las 0 horas del viernes 18 de octubre, con amenazas de temporal incluidas y ante el compromiso de los compañeros decidimos que CARBESS luego de un año de haber evadido aportes previsionales, de haber hecho descuentos arbitrarios, de confiscar parte de los ingresos de los compañeros, de apretar y perseguir y de haberse negado a abrir un canal de diálogo, ya no era confiable.

Por eso acordamos con la contratista DHL la desvinculación de la misma y que los trabajadores fueran absorbidos por otra que les respete la antigüedad y que abonen sueldos conforme al CCT. Así fue.