El Decreto presidencial 297/2020 en su Artículo 22 señala claramente al sector de Vigilancia y Custodia como uno de los servicios que deben mantenerse activos durante el lapso que dure el Aislamiento Social Obligatorio.

Como parte del pueblo y con el orgullo de pertenecer al Movimiento Obrero Organizado, desde el SUTCA vamos a redoblar los esfuerzos para enfrentar esta pandemia siguiendo a rajatablas las órdenes emanadas del Poder Ejecutivo Nacional y de los Ministerios de aplicación. “Al coronavirus lo enfrentamos entre todos” es más que una simple consigna, revela el necesario compromiso de una sociedad mancomunada para evitar una tragedia.

Ante esto, no podemos dejar de señalar que un sector importante de empresarios de seguridad privada está desarrollando una actitud temeraria y criminal al no distribuir entre los trabajadores y trabajadoras los elementos mínimos indispensables para enfrentar los contagios y propagación de la enfermedad. Incluso a través de interpretaciones maliciosas de la Resolución 207/2020 buscan impedir que sus empleados se acojan a las Licencias aún cuando padecen enfermedades preexistentes que ponen en serio riesgo sus vidas.

Lamentamos profundamente esta postura, parece que no les alcanza con condenarnos a salarios por debajo de la línea de la pobreza y a violar sistemáticamente el CCT. En su voraz ambición atentan contra la vida de quienes les permiten cobrar suculentas facturaciones. Solo les interesa conservar sus tasas de ganancias. Con ellos seremos implacables.