El escandaloso caso de CSI.

El Sindicato Unidos Trabajadores Custodios Argentinos (SUTCA) realizará jornadas de información y concientización con los trabajadores, empresas contratistas, vecinos y usuarios. Es para denunciar el accionar fraudulento de la cooperativa de seguridad privada CSI que ofrece servicios de custodia y vigilancia.

Bajo esa figura se esconden verdaderas empresas que de manera irregular obtienen ganancias extraordinarias en base a la explotación de los trabajadores: deben inscribirse en el monotributo y facturar, no perciben aguinaldo, tampoco vacaciones pagas. No gozan de licencias por enfermedad y de ningún otro tipo.

CSI paga salarios inferiores a los que marca el Convenio Colectivo de Trabajo. Con un rango que va desde los $14.000 a los $16.000 en el Club de Campo “El Moro”, ubicado en Marcos Paz y empujan a los 20 trabajadores a tener ingresos que rozan la línea de la indigencia.

Sin embargo, CSI tiene una ganancia neta mensual, descontadas las erogaciones salariales de $1.430.000, solo en este objetivo. Esto constituye un escándalo de alarmantes proporciones. Las cooperativas no deben tener ganancias, utilidades, dividendos o excedentes. La Ley de Cooperativas 20.337, aun vigente, especifica que debe retornar a sus socios los importes percibidos en exceso de su costo.

Ningún trabajador participó de asambleas ni recibió parte de esa jugosa rentabilidad. Es a las claras una estafa labora y es imprescindible que el Estado intervenga con sus instrumentos de contralor. Desde el SUTCA seguiremos luchando para erradicar estas formas de precarización laboral.