En un momento donde hablar de la grieta está de moda, Christian López y Leónidas Requelme, dos dirigentes con la experiencia y la madurez suficiente para unificar criterios, dejar las diferencias de lado y con la férrea convicción de mancomunar fuerzas a través de un plan estratégico para recuperar a la actividad y así cambiar la realidad de cientos de miles de trabajadores, han conformado el Bloque Nacional de la Seguridad Privada.

Es un hecho histórico para la seguridad: la UPSRA que lidera Requelme y Los Custodios de Christian López son dos organizaciones con trascendencia política, las mas relevantes y representativas a nivel nacional, ya que agrupan a más del 60% de los trabajadores de la actividad. Está unidad que trae nuevos aires y una luz de esperanza, dará pelea por los derechos de los trabajadores ante el abandono de las conducciones débiles, obsoletas, personalistas y sin representación que en las últimas décadas han propiciado la división de la militancia sindical en una veintena de gremios que, si bien se han convertido en una alternativa para el sector, el único fin fue debilitar el poder de fuego de los trabajadores, haciendo honor a la famosa frase atribuida al emperador romano Julio Cesar «divide y triunfaras».

En este nuevo marco de organización, tanto Requelme como López coinciden en la necesidad de construir una actividad más grande y sólida, donde además se contemplen las necesidades de los trabajadores del interior que hoy perciben sueldos muy por debajo de lo que marca el convenio, que van desde los $15.000 hasta los $35.000, debido a la falta de controles de los organismos sindicales y estatales. Por eso es fundamental articular acciones en conjunto con los ministerios de Trabajo, de Seguridad y diversos organismos nacionales y provinciales, para realizar las auditorias necesarias tanto a las empresas de seguridad como a sus clientes contratantes.

A través de este nuevo espacio comenzamos a construir un sindicalismo amplio y representativo, donde puedan converger aquellos actores que deseen participar de este proyecto de unidad nacional, es por eso que desde el Bloque Nacional de Seguridad Privada se convocará a los militantes de la actividad que estén en otros espacios que deseen conquistar la dignidad de los trabajadores de seguridad privada de una vez por todas y tengan la convicción de que la unidad es la única forma de escribir la historia de verdad.