Lo acordado.

El viernes 30 de agosto del 2019 se realizó un bloqueo en la logística Puerto Seco de Lanús como consecuencia de un conflicto con la empresa de seguridad privada que presta allí servicios de custodia y vigilancia. Desde las 06 horas y por más de 4 horas no ingresó ni egresó de la planta ningún vehículo. Es la segunda medida de fuerza que se realiza en el lugar, ya que la actitud empresaria no deja de solucionar todas las problemáticas que sufren los trabajadores.

En una apretada síntesis podemos decir que los empresarios violan el CCT, las Leyes laborales y persiguen, despiden y aprietan a los compañeros que deciden sindicalizarse. Luego de la primera medida se regularizó en parte la situación, ahora a los trabajadores les liquidan el salario según marca el CCT y las paritarias. Pero de manera ilegal, a aquellos trabajadores que no están afiliados al SUTCA les siguen liquidando los haberes de forma anómala y persiste cierta actitud antisindical para con nuestros afiliados con rotaciones injustificadas. Por otra parte, la deuda salarial que mantenían antes del primer conflicto no fue aún saldada.

Estos últimos hechos motivaron una nueva medida de fuerza. Al levantarla y al reunirnos con autoridades de la patronal y directivos de la logística se llegó al acuerdo de saldar la deuda en cuatro cuotas. Allí planteamos que el valor por hora hombre pagado por PUERTO SECO es insuficiente y está por fuera de los precios del mercado. Si el empresario decide achicar su rentabilidad o eliminarla directamente no es asunto nuestro. El inconveniente aparece cuando esa diferencia la terminan pagando los trabajadores con salarios mal liquidados. Aquí ambos son responsables; la empresa de seguridad por tomar un servicio a valores irrisorios y los contratistas por ofrecerlos y desentenderse de la surte de los trabajadores que deben custodiar a las personas y bienes de la firma.

En tal sentido fuimos extremadamente claros: deben actualizar los montos y STAR GLOCK pagar como marca el Convenio, exigencia que dijeron acatar. Si esto no ocurre y decidieran contratar a otra empresa, la misma deberá abonar los salarios conforme a derecho y los trabajadores que lo deseen deberán ser contratados por la nueva empresa de seguridad respetando la antigüedad de cada uno. Cualquier otra opción nos encontrará realizando medidas de fuerza las veces que sea necesario y se extenderán por el tiempo más adecuado para conseguir nuestros objetivos.